¡El placer de CONVIVIR en FAMILIA!

Como la famosa canción de Rubén Blades: “Familia es familia y cariño es cariño”. Pensar en una familia perfecta es crearse una falsa historia, pero construir un entorno familiar armonioso, claro que es posible. ¿Y cómo no serlo? Si en el hogar nacemos, nos educamos y desarrollamos. Por naturaleza, ya nuestro vínculo en casa está conectado por el amor propio de la sangre que nos une, pero entonces, ¿qué lleva a la ruptura en algunos casos de este pilar que no siempre es tan sólido?

Los valores, las normas y los principios juegan un papel esencial y su ausencia es lo que puede crear determinadas dificultades. En esta oportunidad y con motivo del Mes de la Familia, nos permitimos compartir algunas claves para hacer que la convivencia tenga un resultado placentero.

  • Establecer responsabilidades como principio primordial de equidad, justicia y colaboración. De acuerdo a las edades, se deben distribuir las tareas entre todos los miembros del hogar y de esa forma será mucho más llevadera la estructura de la casa; valorando además que todos tenemos distintas cosas que hacer dentro y fuera del hogar y por lo tanto, no es correcto que la carga de las acciones familiares caiga en una sola persona.

Como-eliminar-las-pulgas-de-la-casa-1

  • Aprender a comunicarnos, y es que cuando nos llevamos por suposiciones en vez de aclarar, es cuando se generan los malos entendidos. A veces las situaciones son pequeñas y fáciles de solventar, pero cuando pasa el tiempo se van acumulando y se hacen más grandes de lo que realmente eran al comienzo. Lo importante si nos equivocamos es que pidamos disculpas porque errar es de sabios y rectificar es de valientes.
  • Dedicarnos espacio para compartir. Por encima del ritmo tan acelerado y del día a día que en muchas oportunidades nos consume, siempre deben existir alternativas para disfrutar de nuestra gente. Muchas veces esto se establece dentro de las normas del hogar; lo importante es que nos demos el momento para comer juntos, ver una buena película, preguntarnos cómo nos fue en el día o simplemente sentarnos en el sofá y vivir el gusto de un cálido abrazo.

familia-feliz-happy-family-photo-1920x1200-wallpaper-

  • Aceptar la forma de ser de cada integrante de nuestra casa, respetando además, la privacidad que cada uno necesita para hacer determinadas cosas por separado. Con ello es importante comprender que todos somos diferentes y por tanto, así como tenemos un vínculo que nos une, también requerimos llevar a cabo una vida individual.
  • Celebrar los logros, y es que el éxito de un miembro del hogar fortalece a la familia como organización donde se solidifican los valores. Por eso es fundamental apoyarse y disfrutar de la alegría que trae alcanzar un mérito con constancia y dedicación, de la mano de la gente que nos quiere y acompaña.
  • Mantener siempre el respeto. Aunque es la última recomendación, quizás es la más importante para garantizar que exista una verdadera unión familiar. Respetarnos es la base de toda convivencia armoniosa y aunque surjan puntos de vista distintos, no se debe caer jamás en el irrespeto porque es ahí donde rompemos el hilo de los límites y pasamos a abusar del otro.

El perdón en la familia

Al final de cuentas, lo más importante es apoyarnos como familia, comprendernos y valorarnos, saber que no somos ni pretendemos ser perfectos, entender que cada entorno familiar tiene un patrón y una estructura distinta, pero lo que no debería faltar en ningún hogar es expresar el amor que sentimos por nuestra gente, no sólo con palabras sino con hechos.

La familia es un núcleo que trasciende y en ella se establece la estructura para sembrar principios y valores, los cuales se reflejan no sólo dentro de casa. Por eso es tan importante darle prioridad y calidad a la convivencia familiar, forjando sanas acciones que se multiplicarán en beneficio de una mejor sociedad.

Si quieres unirte a nuestra cultura de rescate de valores, te invitamos a que nos sigas también a través de las redes sociales. Estamos en Instagram y Twitter como @hablemosvalores

Alejandro Marcano Sangronis

@alexmarcano26

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *