Eduardo Monzón: “Ningún mar en calma hizo experto al marinero”

Por Laura Herrera Centeno

Un conocido parque en la ciudad de Valencia fue el lugar propicio para conocer de cerca a un periodista de 28 años que desarrolla todo su potencial en la fuente de turismo, enfocado en los viajes, la naturaleza y la conservación del medio ambiente, Eduardo Monzón mantiene desde el principio de la entrevista para @encentiva una sonrisa amable y cargada de buena energía, la misma que lo impulsa a trabajar por una mejor Venezuela.

Eduardo cuenta que luego de un viaje a Santiago Chile en el año 2013 decidió escribir sobre la experiencia que lo llevó a su primer ascenso al Pico Naiguatá, “En ese momento trabajaba en Unión Radio y tuve un contacto que me ayudó a publicar aquel escrito en la revista Paréntesis del diario El Carabobeño, fue satisfactorio ver mi trabajo en esa publicación” confesó.

eduardo-monzon1-encentiva

A partir del año 2015, en diferentes viajes que ha podido realizar por toda Venezuela desarrolló una preocupación por la conservación de los sitios naturales, su blog personal comenzó a llenarse de esas historias fascinantes que dejaba y sigue dejando cada lugar, se puede decir que esta inquietud sirvió para desarrollar el talento de escribir, el cual confiesa no haber descubierto en su época de estudiante. “Tan en serio me tomé lo de escribir (risas) que tengo la suerte de trabajar para la revista Ruta’s, que se edita en formato digital, y para la revista Cóndor de las aerolíneas venezolanas Aserca Airlines y Santa Bárbara Airlines”.

En una fusión perfecta entre periodismo, viajes y turismo se une al guía de alta montaña, Alfredo Briceño, y nace Proyecto Cordillera. “Cada uno con profesiones diferentes pero con la misma necesidad, crear un movimiento para educar al turista local y extranjero a cómo viajar a los diferentes tipos de ecosistemas y cómo conservarlos”, explicó Monzón.

eduardo-monzon2-encentiva

@proyectocordillera busca compartir conocimientos mediante talleres que recorrerán toda la geografía nacional con temas relacionados al camping, el senderismo y especialmente al turismo sostenible. Como bien lo dice su eslogan “Nuestra cumbre es cuidar a Venezuela”.

Cuando te conviertes en emprendedor el apoyo familiar es muy importante, “Mi familia me apoya, al principio les costaba entender un poco tantos viajes, pero nunca me han limitado. Además, ha sido interesante saber llevar la brecha generacional, los padres esperan que sus hijos tengan un trabajo estable con oficina y escritorio (risas), he hecho lo posible por hacerles entender que ahora podemos trabajar de forma independiente, con libertad y disfrutando lo que hacemos”, comentó.

Para Eduardo, ser emprendedor le brinda esa autonomía que ayuda a sortear cualquier inconveniente en el camino, pues “ningún mar en calma hizo experto al marinero”, dicha frase lo ha inspirado a lograr sus proyectos sin importar lo difícil que parezcan.

eduardo-monzon5-encentiva

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *