Hablemos de valores

La identidad, respeto y compromiso son sentimientos de acción y reacción que se desprenden del aprendizaje y de las emociones inculcadas como soporte de los pasos conscientes que damos y que se resumen en una palabra de gran peso: VALORES.

Hablar de valores es referirnos a las normas de conducta y actitudes según las cuales regimos nuestro comportamiento de acuerdo a lo que consideramos que es apropiado. Las virtudes o valores son la base para la formación humana, convirtiéndose en un elemento motivador de las actitudes que desarrollamos.

Si bien es cierto que los valores nacen de la principal organización en la que nos desenvolvemos que es la familia, ésta es sólo el impulso para la estructura que cada persona va formando de acuerdo a lo que es y no es correcto.

Hay valores comunes que nos identifican y que nos permiten trabajar en conjunto por un mismo fin, siendo verdaderos principios de vida que rigen la conducta cotidiana. Es sencillo guiar nuestros pasos con: CORDIALIDAD, hablando y actuando con agrado al momento de hacer algo por los demás. La CONFIANZA es esencial y conlleva a la formación de una buena relación. La COMUNICACIÓN es la pieza clave para entendernos. SABER ESCUCHAR nos permite también transmitir SINCERIDAD. Por último y no menos importante, AGRADECER Y SALUDAR es la garantía de lo que seguramente se transformará en aprecio.

Juntos podemos poner en marcha los elementos claves de una sana convivencia. Seamos agentes multiplicadores de las buenas prácticas, apliquemos mejores acciones que involucren a quienes nos rodean porque construir un entorno en positivo depende de cada uno de nosotros.

Recuerda que también nos puedes seguir en Instagram y Twitter a través de @hablemosvalores

Alejandro Marcano

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *