LEALTAD: Una virtud de fidelidad y compromiso

Por Alejandro Marcano Sangronis: @alexmarcano26

Nace de la conciencia y nos conduce a cumplir con lo que nos hemos comprometido, aún en situaciones complejas o cambiantes. Con ella rendimos respeto y valor a la confianza que nos depositan. Esos son los principales atributos que nos identifican como personas leales; y es que hablar de esta virtud nos relaciona directamente con la fidelidad que mostramos ante un individuo, la comunidad o una organización, basados en la dedicación y en el propósito de defender lo que creemos y en quienes creemos.

Por estar estrechamente vinculada a los valores éticos y morales, la lealtad nos lleva a alcanzar relaciones sólidas, ya que se respalda de la honradez y la rectitud. Hoy rendimos tributo a este principio tan necesario para la evolución de la sociedad. Parece que con el pasar del tiempo se le ha restado importancia a la promesa y es precisamente en estos instantes cuando estamos llamados a corresponder, siendo obedientes de las normas, el honor y la gratitud hacia los demás.

Para alcanzar la verdadera lealtad se debe tener en cuenta que no sólo es parte de un sentimiento de afecto; ella se afianza en saber elegir lo que es correcto. Ahora, su carencia conlleva al engaño y es considerada como una traición. ¿Pero qué actitudes pueden verse como desleales? Las críticas que se apoyan únicamente en los defectos sin reconocer las cualidades, divulgar algo que nos han confiado de manera confidencial, cuestionar a alguien por su manera de ser sin antes ayudarle a que supere lo que nos incomoda, la falta de compromiso con un determinado trabajo, abandonar una amistad por razones injustificadas o sin mayor peso.

lealtad-hablemos-valores

Cuando practicamos la lealtad no sólo contribuimos con los demás, y es que ponerla en marcha también nos permite darle una forma más adecuada a nuestra vida para ser personas de bien.

¿Y de qué manera podemos afianzar este valor?

  • Principalmente, entendiendo que no es una virtud sencilla, ni tiene que ver con los sentimientos o emociones. Para ello debe existir la disposición de mejorar y ayudar a los demás a hacer lo mismo
  • Reconociendo los pactos de fidelidad establecidos a través de una amistad o una pareja, ya que representa el compromiso de estar en las buenas y en las malas
  • Reflexionando para analizar si somos congruentes entre nuestro comportamiento diario y los principios que buscamos defender
  • Dando valor a la palabra y a la promesa, haciéndolo en serio y pensando en las consecuencias que esto representa
  • Buscando aportar para defender los derechos de personas necesitadas.

Lo más especial de la lealtad es que no es una virtud que pueda pagarse con dinero y por lo general se busca retribuir, ya que siempre quedarán las ganas y el compromiso de defender a quienes nos han ayudado, sacando la cara por ellos ante cualquier adversidad, lo que hace que sea una acción multiplicadora. Con este y otros valores, lo fundamental es darlos a conocer y reforzarlos para lograr el cambio de actitud en positivo que nos permitirá construir un mejor entorno.

Nuestras redes sociales están a disposición para interactuar y conocer los temas que desean que abordemos. En Instasgram y Twitter nos encuentran como @hablemosvalores

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *