MB: “Hacer de lo convencional algo único”

Por: Michelle Fernández

Caminar en un parque rodeado de árboles altos y distinguir una figura que se cola en el paisaje: un barril convertido en una silla. Con basta elegancia reposa un  asiento de piel en el cilindro truncado que desafía a probar su comodidad.

Lo convencional para sentarse son cuatro patas de madera y una tabla, invención cuya historia data de miles de años atrás y que hoy se encuentra en cada casa del planeta. “Si las sillas hablasen, cuántas cosas deberían callar”, es un dicho de un autor desconocido. De ser esto posible, estas amigas tendrían muchas historias que contar.

“En realidad no me lo esperaba, eso de usar barriles jubilados”, es una de las reacciones de quienes siguen los diseños de MB Muebles de Barril, del joven Luis Madriz Borrero. Así que el material de estos asientos cuenta también con una historia, pues la materia prima de este creativo es de origen reciclable.

A sus 18 años, Madriz junto a su mano derecha, Cristian Contreras y su equipo se motivaron en la idea de crear algo singular, tan característico que el mercado sepa que solo lo hacen ellos. MB ofrece toda clase de muebles a base de cualquier tipo de barril o material reutilizable. Desde mesas, sillas, maceteros, urinarios y barras. Cualquier cosa que el cliente desee, Madriz se encarga del diseño.

¿Cómo surgió la iniciativa?

“Quería crear un producto único y diferente a los demás. Me puse a pensar qué productos se podrían cambiar y me di cuenta que la silla a lo largo de la historia no ha cambiado mucho; es muy monótona, todas son muy parecidas. Me imaginé crear algo totalmente distinto y único que utilizara un material diferente pero que no dejara de ser estético y útil”, comentó Madriz.

El producto más destacado a la venta es el mueble Betan, una silla moderna a base de barril. Es resistente y elegante, con un asiento de piel que invita a probar su comodidad. Además ofrecen un mueble para mascotas llamado Tiredo diseñado en el interior de un caucho, con un cojín desplegable y lavable.

Localizados en Mérida y con la visión de abrir una sucursal en San Cristóbal, el equipo de MB camina sobre la economía venezolana con una fe propia de la juventud. Aunque Luis Madriz afirma que la edad no debe ser limitante y que el tamaño de los sueños debe superar al de los miedos de emprender.

 

Ser únicos

La meta de este equipo es sin duda poética: conquistar al mundo con su arte. A mediano- corto plazo se proponen crear muebles totalmente artísticos y varios proyectos a base de barril. Todo impulsado por su lema “Seguimos creando, seguimos creyendo”.

“Siempre piensen que pueden ser diferentes -sostuvo Luis Madriz Borrero- porque realmente lo son. No importa la edad que tengan o que tan grande sea su proyecto, tampoco si nadie cree en su idea. No dejen de insistir en lo que creen, en sus ideas, en sus principios. No tengan miedo a equivocarse; el fracaso es la parte principal del éxito”.

MB hace de lo convencional y común, una creación multipropósito, ya que es un aporte al planeta, una pieza de diseño único y es, a su vez, un impulsor de sueños para otros venezolanos con proyectos sin arribar.

Si las sillas hablaran contarían que su nacimiento empezó en un pensamiento, en suplir una necesidad, con el propósito de dar comodidad, brindar descanso, escuchar historias. Betan,  seguro guardará muchas pero contará otra, el relato de un sueño en curso.

Si quieres seguir la historia de MB Muebles de Barril puedes contactarlos a través de:

Instagram: @Mbarrilven

Facebook: MBVen

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *