¡Que sencillo es ser AMABLE!

¡Volver a lo básico! ¡Recuperar lo que fuimos alguna vez! ¡Rescatar los valores que hemos perdido! Suelen ser algunas de las expresiones que escuchamos comúnmente en muchas personas, unidas a frases como: ¡En mis tiempos las cosas no eran así!

Analizar si determinada época es mejor que otra, no es el sentido de este artículo; lo que sí es cierto es que estamos llamados a recuperar y mantener elementos claves para una sana convivencia; y todo esto se apoya en un valor esencial: LA AMABILIDAD.

Ser amable es tan sencillo y sólo consiste en aplicar un poco de generosidad. Además, una persona amable siempre es respetada y valorada. Te invito a poner en práctica los siguientes consejos y a ser agente multiplicador no únicamente con palabras sino con acciones. Los resultados los verás por ti mismo y en poco tiempo.

  • Saluda: No hay una cosa más agradable que un saludo afectuoso.
  • Llama a la gente por su nombre: La música más grata para el oído de cualquier persona es el sonido de su propio nombre.
  • Sé generoso en tus opiniones: Las críticas moderadas pueden ser mejor valoradas.
  • Sé cuidadoso en relación a los comentarios de otras personas: Ante cualquier opinión, siempre es importante analizar todos los factores.
  • Sonríe: Se necesitan 72 músculos para arrugar la frente y sólo 14 para sonreír; así que en estos casos también vale la pena aplicar la economía.
  • Muestra interés por los demás: Puedes ser agradable para todos siempre que brindes atención y sinceridad.
  • Sé considerado en los sentimientos de quienes te rodean: De esa forma serás gratamente apreciado.
  • Presta ayuda cuando sea posible: Lo que más cuenta en la vida es lo que hacemos por los demás.
  • Mantén el control. Ante situaciones difíciles piensa varias veces lo que vas a decir.

Aquí compartimos contigo un hermoso video que explica claramente lo que es el don de la amabilidad, ¡DISFRÚTALO y COMPARTE!

Lo más valioso con todo esto es que una acción amable siempre da pie a otra. Marcar el cambio en positivo depende de cada uno de nosotros y sólo así podremos ir construyendo una verdadera cultura de valores que se multiplique en el tiempo.

Estamos en Instagram y Twitter: @hablemosvalores

Alejandro Marcano

@alexmarcano26

1 comentario