¡Rescate de VALORES!

Al parecer a muchos se les olvida practicarlos y otros por razones desconocidas se han dado por vencidos y piensan que ya eso es cosa del pasado.

En esta oportunidad nos referimos a la pérdida de valores que no consiste en una ausencia de éstos sino en una falta de orientación frente a cuál rumbo seguir en nuestra vida. Por lo tanto, la pregunta a plantearse no es ¿adónde van a parar los valores? sino ¿qué somos capaces de hacer para cultivarlos? Es momento de retomarlos.

Frente a este tema salen a relucir dos aspectos esenciales para nuestro desarrollo: la educación y la familia: ¿Hasta qué punto nuestros gobernantes ponen todos los medios necesarios para impulsar calidad en el aprendizaje académico y humano? ¿Cómo se promueve la participación de la familia en la educación de los hijos?

Más allá del factor externo, cada ciudadano desde la función que ejerce en la sociedad debe tomar conciencia de los efectos que dejan sus actitudes en la construcción de un entorno más justo donde se respete la dignidad del ser humano.

Aunque los valores sean complejos y de diferentes clases, al desarrollarse, todos llevan y tienen como fin, mejorar la calidad de nuestra vida.

Desde esta perspectiva, te invitamos a contribuir en el rescate de los valores, poniendo en marcha las siguientes acciones:

  1. Mantén una actitud acorde y sé abierto en tu forma de tratar a las personas.
  2. Los VALORES son nuestros pilares para poder mantener una relación positiva en la sociedad.
  3. Aprende a valorar lo que tienes y no lo que has perdido.
  4. Usa tus principios con astucia y ten el valor para no perderlos.
  5. Protege tus valores y ponlos en práctica todos los días.
  6. Si valoras la amistad, serás más rico que si valoras el dinero.
  7. Valorar no consiste en hacer lo que se quiere, sino en hacer lo que se debe.
  8. El respeto y la educación son la base de toda relación.
  9. Los valores son enseñanzas recibidas en casa.

En un mundo que se ha hecho tan complejo se hace necesario recuperar los valores pero: ¿Sabemos cómo nos impactan? ¿Estamos dispuestos a modificar nuestros comportamientos, actitudes y ambiciones? Estamos llamados a pensar más allá de lo individual para construir en positivo desde lo colectivo.

Te recordamos que nos puedes seguir e interactuar con nosotros en:

Instagram:  @hablemosvalores y en Twitter: @hablemosvalores

Alejandro Marcano

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *