Thania Araque: optimismo aún en la tragedia

Thania Araque, una mujer de “juventud prolongada”, nos recibió en su hogar con una radiante sonrisa, los brazos abiertos y unas arepitas acompañadas con un dulce café con leche. Valió mucho más que cualquier cosa haber llegado 40 minutos antes de lo previsto, pues las horas transitaron velozmente aquella mañana.

Sentada en su mecedora, Thania nos deleitó con sus “Pensamientos que riman”, versos que desde hace trece años escribe en su cuaderno, y que ahora, 100 de ellos reposan en el libro “Las letras de Thania”, siendo éste un gran tesoro para una mujer que “ve la vida con optimismo aún en la tragedia”, así la describió su hijo mayor, Joaquín.

thania1-encentiva

Descubrió ese don cuando su hija menor, Tania, partía a recorrer desde temprana edad nuevos caminos. Con el corazón arrugado, decidió escribirle una carta que aún guarda en su memoria. Desde ese momento expresa lo que dicta su corazón, encontrando inspiración en la familia, en anécdotas o en artistas como Simón Díaz, a quien le ha compuesto varios versos, uno de ellos: “Ganas”.

Caballo viejo decían

se merecía potranca.

Yo aquí defiendo la yegua

que también tiene sus ganas.

Puede ser que ya esté vieja

y con sus ansias calmadas

pero igual si la soltaran

devoraría sabanas.

Ella va poquito a poco

tras el caballo cerrero

tratándolo con paciencia

para que tenga sosiego

y lejos de los potreros

le enseña que juventud

se amansa con experiencia,

pues la maña bien usada

desaparece la fuerza.

No se imaginó Simón

al cantar Caballo Viejo,

que despertaba las yeguas

dormidas por mucho tiempo,

que reventarían cerrojos

y volarían tranqueros

en busca de algún caballo

que calentara sus sueños,

motivándole relinchos,

despojándolas de frenos,

devolviéndole las ganas

de aquellos años primeros”.

thaniaencentiva

Además de recitar y plasmar emociones, durante los últimos 15 años ha elaborado pesebres con hojas de maíz y tela endurecida, obteniendo en 2004 y 2007 el “Premio a la Creatividad” en las Exposiciones y Concursos de Nacimientos que organizaba el diario El Carabobeño en Naguanagua, edo. Carabobo.

Vida y desafíos

Thania, es madre de 6: Joaquín, Marianella, Beatriz, María Alejandra, María Gabriela y Tania, quienes definen a su madre como una persona ejemplar, alegre y que los ha apoyado en cada decisión de sus vidas junto a su padre, Joaquin. Así fue con la esgrima, sus hijos practicaban éste deporte y siempre los acompañó en cada una de sus prácticas y competencias, llegando a ser presidenta de la Asociación de Esgrima fundada por Paco Cabrera. Con esto sostiene que a los niños se les debe incentivar con actividades extracurriculares, música o en algún deporte.

thania2-encentiva

Lo más admirable de la señora Thania es su valentía, fuerza y manera de ver la vida como buena maracucha. Si no la conocen, pareciera que todo en su vida marchara increíble con 74 años, aunque todos tenemos una cruz que cargamos en silencio, esto no ha sido impedimento para contagiar a sus seres queridos con una sonrisa y su amor por la vida.

Desde el 2008 padece de cáncer y por mucho tiempo ha querido ser portavoz de un mensaje que conforte a las personas que padecen alguna enfermedad, “sería como Tania Sarabia, iría por los sitios llevando un mensaje positivo porque en ese camino es donde hay que agarrar más fuerza”, comentó.

Thania cuenta que cuando amanecía decaída por los tratamientos de quimioterapia, su actitud era fundamental, se maquillaba y al pararse frente al espejo de su sala de estar, bailaba y hacía morisquetas con el fin de subir el ánimo, así cuando llegaba la jornada médica contagiaba de buena vibra a los demás pacientes, logrando que las horas pasarán rápido. Ahora sostiene que su “quimio es Dios”, y exige a todos que “no abandonen el tratamiento, así se sientan bien deben cumplirlo hasta el final”.

“Se puede salir de esto, no podemos dejar que la enfermedad agote las energías de nuestro interior, debemos transmitir alegría con la intuición de que podemos y que la enfermedad no nos va a derrotar”, incitó.

Así como la señora Thania Araque, existen muchas personas que se ven reflejadas en su historia. Lo fundamental es afrontar la situación con firmeza como le mencionó a sus hijos en 2008, “no quiero lágrimas, desde éste momento en adelante le vamos a echar pichón”.

No existen historias perfectas, desde que nacemos vamos en una montaña rusa llena de giros y cambios vertiginosos, adrenalina y un sinfín de obstáculos para saber qué tan capaces somos de afrontarlos y hasta dónde llegamos. Lo memorable de la vida es que aún en la adversidad podemos encontrar esperanza, alegría y amor si te dejas tocar por ello.

Por: Nahoby Oropeza

Entrevista por: Génesis Carrillo y Nahoby Oropeza

4 comentarios
  1. Yraida Yaya Henriquez
    Yraida Yaya Henriquez Dice:

    Soy testigo de esa alegría y optimismo que contagia de mi querida y siempre recordada amiga, además de disfrutar y compartir sus maravillosos versos!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *