Como la famosa canción de Rubén Blades: “Familia es familia y cariño es cariño”. Pensar en una familia perfecta es crearse una falsa historia, pero construir un entorno familiar armonioso, claro que es posible. ¿Y cómo no serlo? Si en el hogar nacemos, nos educamos y desarrollamos. Por naturaleza, ya nuestro vínculo en casa está conectado por el amor propio de la sangre que nos une, pero entonces, ¿qué lleva a la ruptura en algunos casos de este pilar que no siempre es tan sólido?

Los valores, las normas y los principios juegan un papel esencial y su ausencia es lo que puede crear determinadas dificultades. En esta oportunidad y con motivo del Mes de la Familia, nos permitimos compartir algunas claves para hacer que la convivencia tenga un resultado placentero.

Como-eliminar-las-pulgas-de-la-casa-1

familia-feliz-happy-family-photo-1920x1200-wallpaper-

El perdón en la familia

Al final de cuentas, lo más importante es apoyarnos como familia, comprendernos y valorarnos, saber que no somos ni pretendemos ser perfectos, entender que cada entorno familiar tiene un patrón y una estructura distinta, pero lo que no debería faltar en ningún hogar es expresar el amor que sentimos por nuestra gente, no sólo con palabras sino con hechos.

La familia es un núcleo que trasciende y en ella se establece la estructura para sembrar principios y valores, los cuales se reflejan no sólo dentro de casa. Por eso es tan importante darle prioridad y calidad a la convivencia familiar, forjando sanas acciones que se multiplicarán en beneficio de una mejor sociedad.

Si quieres unirte a nuestra cultura de rescate de valores, te invitamos a que nos sigas también a través de las redes sociales. Estamos en Instagram y Twitter como @hablemosvalores

Alejandro Marcano Sangronis

@alexmarcano26

Nahoby Oropeza
Author: Nahoby Oropeza